Imprimir

Las mujeres corren mejor que los hombres

.

Un estudio realizado durante 5 años en 131 carreras y 1.815.091 resultados de las mismas revela que las mujeres son más efectivas que los hombres en las maratones.  Esto sucede porque ellas son corredoras más eficientes energéticamente que los hombres en todos los ámbitos.

El cinetífico danés de la Copenhagen Business School, Jans Jakob Andersen, que también ha sido maratonista, se dedica a aplicar las estadísticas y matemáticas para analizar distintos aspectos del rendimiento de los runners, tanto profesional como amateur
Las mujeres y los hombres no corren de la misma manera. Sus fisonomías, musculatura y esqueletos son distintos, especialmente alrededor de las caderas. En promedio, según el estudio liderado por Andersen entre 2008 y 2014, los hombres corren un 7% más rápido que las mujeres, resultado que encontró después de analizar y comparar los tiempos de más de 1.8 millones de corredores.
En las distancias largas la velocidad no es todo, se trata de uno de los aspectos, pero la administración de la energía puede ser una clave definitoria de los resultados.
Las mujeres toman la delantera en un aspecto: el rendimiento. De los casi dos millones de corredores analizados, el 68,48% eran hombres y el 31.52% fueron mujeres. Pero si se analiza quiénes terminaron la maratón, se observa que más de la mitad de las damas, el 54,29%, cruzaron la línea de meta. Fueron menos en la línea de largada pero más en la de llegada, si se toma el registro en forma proporcional.
Con esta observación, el equipo de Andersen, profudizó el análisis y llegó a la conclusión que la mujeres son más inteligentes a la hora de regular sus energías y corren de una manera más cerebral que los hombres, haciendo que su desempeño sea mejor que el de ellos cuanto más larga sea la carrera.
Según Andersen, muchos hombres, agotan sus energías más rápidamente y comienzan a bajar su ritmo en las carreras más largas, especialmente en las de más de 10k. ESto sucede en los sectores jóvenes (hasta 15 años) y los más adultos (después de 50 años), mientras que entre las mujeres el ritmo se mantiene más constante a través de los distintos rangos etarios. Para Andersen, las mujeres son más conscientes de sus limitaciones físicas en comparación con las de muchos hombres y eso las lleva a regular sus fuerzas de forma estratégica, consiguiendo así mejores niveles de efectividad.
Por otra parte, un estudio de la Universidad de California sobre la evolución de los resultados olímpicos, las diferencias en los récords deportivos entre varones y mujeres tienden a disminuir a medida que pasa el tiempo. De hecho, la investigación apunta que la evolución desde la década de los veinte ha demostrado que las atletas femeninas progresan dos veces más rápido que los atletas masculinos, y que, a ese ritmo, las diferencias desaparecerían por completo hacia 2050.
Más allá de la velocidad y el desempeño, otro dato dato que se desprende de las maratones estudiadas es el aumento de la participación femenina superó ampliamente al de los hombres, con un crecimiento del 33,5% contra el 21,61%. Si esta tendencia crece, no faltaría mucho tiempo hasta que en las maratones haya más mujeres que hombres.

El estudio de ans Jakob Andersen se encuentra en el siguiente link: https://runrepeat.com/research-women-are-better-runners-than-men