Imprimir

Más que correr. Algunas alternativas

.

Joomla
Joomla

Wordpress
Wordpress

El running no es un estilo de vida que excluya la práctica de otros deportes. Incluso esto puede llevarte a mejorar la calidad de tus entrenamientos al permitirte ejercitar grupos de músculos que no se utilizan demasiado en la carrera. Aquí algunas actividades ideales para complementar tus entrenamientos.

Una de las ventajas más significativas de practicar otros deportes es que se pondrán a trabajar otros grupos musculares. En el caso de utilizar bicicleta, se puede ejercitar evitando el impacto contra el suelo que se produce a la hora de correr. Además tus entrenamientos se volverán menos monótonos y aburridos.

A la hora de reducir la posibilidad de lesiones, practicar otros deportes es una de las actividades que desde Vivir y Correr te recomendamos. Ya sea durante la etapa de entrada en calor -previo a comenzar a correr- o suplantando un entrenamiento debido a condiciones externas -mal clima- podrás variar tu rutina aunque sin dejar de entrenar y mantenerte en forma.

Deportes en equipo: Son ideales para cuando las condiciones climáticas no ayudan aunque principalmente para pasar un tiempo con amigos o formar nuevos grupos. Estos deportes han sido adaptados como para poder ser practicados en canchas o espacios cerrados.
Entre ellos se destacan el fútbol masculino y femenino, el volley y el handball.

Ciclismo: Otro de los deportes del año es sin duda el cycling. Hoy en día algunas ciudades del país ofrecen ciclovías para poder circular por la ciudad que son ideales para quienes no practican el ejercicio constantemente. Andar en bicicleta te permitirá relajar los músculos de tus piernas y disfrutar de otros circuitos.
Entre otras actividades que involucran bicicletas se puede encontrar el spinning o Indoor Cycle.

Gimnasio: Tanto en el sector de aparatos como en los salones donde se practican variaciones del boxeo o clases aeróbicas. Si bien algunos prefieren frecuentar el gimnasio y correr en cintas, también es otra opción para variar la rutina de entrenamiento.

Natación: Otra alternativa para variar a la hora de entrenar es que visites la pileta del club o gimnasio cercano para ejercitar en el agua. La natación es uno de los deportes que más musculatura trabaja (piernas, tronco y brazos) y que favorece a quienes cuenten con problemas de espalda o en articulaciones.